Los espacios libres y el orden como sinónimo de calidad de vida

__2 Marzo, 2017

 

  • Está claro que el espacio es cada vez más valioso, ya que atrás quedaron las casas y departamentos con bodegas incluidas. Es por eso que no es raro ver que las viviendas comiencen a desbordar de cubrecamas y abrigos de invierno que colapsan los armarios en verano, ropa desabrigada que termina tan arrugada al estar guardada a presión, que al siguiente año ya no es útil, o juguetes que, si bien servirán para el hermano más pequeños más adelante, hoy no queremos que usen espacio.

 

  • En este contexto, surgen las minibodegas, espacios que permiten guardar todo tipo de elementos, son de tamaño ajustable a las necesidades del usuario, y se pueden arrendar desde mínimo una semana, hasta años indefinido.

En otras culturas, el orden es considerado como un arte y un catalizador de mejor calidad de vida. Por ejemplo en Japón, los libros de la famosa marie Kondo, la reina de los espacios ordenados y de botar todo lo que no sirve, hacen furor, y las personas buscan espacios donde sólo se vea lo que realmente se usa, dando lugar a un término inglés conocido como “Self Storage”, que consiste en arrendar espacios extra que permitan guardar todo tipo de cosas, en mejores condiciones que un armario atestado y, por supuesto, con mayor seguridad.

En este contexto, donde las personas buscan un espacio extra para conservar las pertenencias que ya no pueden tener en casa, o que sólo usan en estaciones específicas del año, arrendar una mini bodega se ha transformado en tendencia.

Quienes acuden a este servicio van desde jóvenes que parten de viaje por un período largo y quieren conservar sus cosas para establecerse al regreso, hasta empresas que necesitan guardar productos fuera de temporada o archivos.

Aki Kb, empresa líder en el arriendo de mini bodegas y con más de 14 años de trayectoria en el mercado, ya cuenta con 6 sucursales en Santiago: dos en Ciudad Empresarial, una en Plaza Norte, otra en ENEA, otra en Santiago Sur, una más en Santiago Centro, a las que se suman Concepción, Viña del Mar e incluso Costa Rica. Esta expansión, que los ha llevado a contar con más de 45 mil metros construidos, nos habla de una clara tendencia de crecimiento.

Arie Rezepka, gerente general de Aki Kb, comenta que En Aki Kb, se entregan espacios limpios y seguros, junto con la posibilidad de escoger una buena ubicación, buenos accesos,  además de equipos para carga y descarga”.

Al arrendar las minibodegas, cada cliente recibe llaves exclusivas, con el fin de que pueda ir libremente a guardar y retirar objetos durante las 24 horas del día, los 365 días del año, y resguardado por un control de acceso profesional.

“Entregamos un máximo de 60 metros cuadrados, que se adaptan a las necesidades del usuario y bajo el resguardo de un seguro de robo, incendio y sismo, por el tiempo de una semana mínimo hasta años indefinidos”, comenta Arie Rezepka, Gerente General de Aki Kb.