El modelo de la serie Gravitymaster enfrentó con éxito temperaturas extremas, la altura e incluso una caída libre.

G-SHOCK, el reloj indestructible, pasó la más extrema de las pruebas: soportar la altura, la presión atmosférica y el frío del espacio. Porque, a propósito del lanzamiento del modelo GPW-2000 Gravitymaster, desde Inglaterra, Casio envió a la estratósfera uno de los nuevos ejemplares, usando un globo sonda.

El reloj permaneció durante una hora y 22 minutos sometido a gravedad cero, alcanzó una altura de 44,1 kilómetros sobre la tierra y enfrentó temperaturas de 58 grados bajo cero. A su regreso a la tierra, superó, con éxito, una caída libre de 65 kilómetros por hora en una distancia de 123 metros.

El nuevo modelo G-SHOCK GPW-2000 pertenece a la serie Gravitymaster y tiene la propiedad de mantener la hora exacta en cualquier parte del mundo gracias a una tecnología que emplea el primer sistema de sincronización de tiempo real en el mundo y se conecta a servidores de tiempo mediante el acoplamiento a un smartphone, y automáticamente actualiza la información del reloj sobre cambio de horarios y hora manteniéndolo actualizado en todo momento y en cualquier parte del mundo.

Inspirado en la aviación, este modelo es tough solar -aprovecha la energía de la luz solar o artificial para cargar la batería incorporada y cuenta con resistencia Triple G la cual soporta impactos, vibraciones y fuerzas gravitacionales. El reloj tiene una función de registro de vuelo que registra los datos de ubicación y hora cuando se presiona el botón y se puede ver en un mapa de un smartphone.

G-SHOCK GPW-2000 estará próximamente disponible en Chile en las relojerías Doce34 ubicadas en Mall Costanera Center y en Mall Portal Osorno y también en grandes tiendas del país.